Fragmento del cuento “Sabrina y Danilo (Caída la madrugada de un vacío)” del libro Cuentos;Bohemios,Damas,Solos,Urbanos

Foto de Francisco Alvariza

En el loft se desparrama por los almohadones del sillón un minuto. Fue al minicomponente,  suena el quinteto de Astor Piazzolla tocando con el “Polaco” Goyeneche “Balada para un loco”. Aquel tango comienza a expandir el humo del último cigarro. Se tira nuevamente en el sillón. Frente a ella la mesa ratona rebalsada de necesidad. Lapicera, hojas, mate, unas gotas de grapa miel, porro, hilo, perifar, encendedor, termo, tucas, llaves. Carpetas invocadoras del hastío sicótico en sus travesuras, cenicero. Espera, espera que alguien llame a su puerta. Esa puerta desesperada que tantas veces patea, tira, rompe y vuelve a construir su argumento. El televisor apagado, roto, desde que aquella explosión disentida con la comunicación dispuso una patada al desapego cuando Danilo tomaba ginebra, escuchaba un disco de Ann Robson y escribía.

“El espacio lo cubre

Ann Robson Mama.

Sonando como nunca

padezco sus sentidos.

Somos nada sobreviviendo

cual quien ama.

Voz y ser

amor libertad

locura del hombre

sueños figuras

lealtad belleza

loca soledad.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: