Una generación, un riesgo, un viaje

Una generación, un riesgo, un viaje

Rompimos los peldaños de las cabezas conservadoras buscando la libertad de lo establecido. Nos quedamos días enteros picando la tiza, haciéndola polvo mientras hablábamos de lo que hicimos, de lo que no dejamos de hacer con la sucesión de personajes interminables. Anduvimos en los abismos pensando que no podríamos levantarnos. Experimentamos el rock, el pop, el grunge, Mozart, Beethoven, tango, candombe, murga, reguee, punk, folk, calles, milongas, plazas, vueltas de esquinas esperando una sorpresa, rompimos vidrios, pateamos puertas, entramos a casas, subimos techos, saltamos del puente, tomamos la ciudad para nuestras locuras anarquistas de niños adolescentes. Tomamos autos prestados para escapar más allá y volver. Nos corretearon, nos escondimos, nos atraparon y no soltaron los “Hombres de la ley”. Jugamos a la pelota en los campitos, nadamos en el arroyo y las canteras. Fuimos deportistas, anduvimos en bici por todo el pueblo persiguiéndonos unos a otros. Piropeamos las minas, nos enamoramos y experimentamos cuanto pudimos las aventuras del sexo y el desenfreno. Consumimos drogas legales e ilegales pasando del baile de galpón a la discoteca, fiestas privadas y grandes campamentos de festivales primero underes y descontrolados hasta programados y descontrolados con control (“relajo con orden” diría la madre). Fuimos hippies, vagos, gays, drogos, empleados públicos, obreros, casanovas, prófugos, locos, contraculturales y muchas veces quedamos pintados como en un mural de Diego Rivera o Figarí. Defendimos causas perdidas y conocimos a Zitarrosa y Mateo luego de muertos. Leímos a Verne, Galeano, Benedetti, London, Keruoac, Huxley, Cortazar, Onetti, Balzac, Felisberto, Quiroga, Sabato, Bukowski, Burroughs, Corso, Ginsberg, la Dickinson, la Woolf, Fitzgerald, Condorito, Patoruzu, Mafalda e Isidoro Cañones entre otros sin que la escuela o el liceo nos lo dijera. Crecimos escuchando la Rock and Pop, “La venganza será terrible” y los partidos de fútbol por radio. Nos hicimos amigos de las madrugadas colgados en nuestros viajes. Fuimos desde chicos a los cines del pueblo viendo los dibujitos de Disney, el Correcaminos, películas de Los Parchis, los Bici Voladores y todos lloramos con E.T. Por las tardes mirábamos los clásicos Spaguetti Westers, los Bélicos y Bíblicos en sábado de súper acción. Así como en Función Privada esperábamos que nos pasarán el capítulo de Flash Gordón mientras Rómulo y Berrutti se tomaban la de whisky pasando una película europea o Sudamérica. Nos hicimos adictos al video club. Vimos tanto pornos y de acción como “Cinema Paraiso”, “Belle Epoque”, “El Imperio del Sol”, “La noche de los Lápices” o “Fritz el Gato” entre otras sin dejar de ir al cine. Comenzamos a ver los Oscar en vivo así como a Michael ganar sus ocho Grammys. Música Total nos mostró los videos en los ochenta. Vimos The Wall por televisión abierta y grandes conciertos. Ojo en una televisión panavox 14 pulgadas blanco y negro hasta entrado los noventa. Jugamos en el Atari y las TK 90 y 95 fueron las primeras computados con grabaciones de memoria en casetes de cinta enchufadas a la televisión. Nos adaptamos a los tiempos. Nos fuimos, nos hicimos músicos, escritores, filmamos, pintamos, actuamos, hicimos radio, creíamos que teníamos mucho para decir en la sociedad de la soledad en las grandes ciudades. Así nos seguimos abriendo al mundo, peleando con él, la nueva tecnología, la época de la comunicación de la incomunicación. La era de la revolución de la naturaleza. Por allí no llamaron la generación X y también nos cagamos en eso como el “Joven Manos de Tijera” cortando sus propias creaciones. Nacimos del 74 al 78. Hoy la pelota esta desinflada en el rincón, las piedras cargadas en el patio de la memoria. Mucha agua ha pasado debajo del puente y se ha llevado a más de uno como una corriente, como una generación de germinación, como semillas que buscan el sol. Así, y con todas estas postales aún los sueños siguen tan reales como que hoy dijo el hombre, es un día domingo.

Maximiliano García

Anuncios

One response to this post.

  1. Posted by Jorge Merello on septiembre 22, 2015 at 12:24 pm

    un abrazo !!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: